Apatita en youtube
Apatita en facebook

Barranc de les Salines (desde Montnegre)

Un paseo geológico por el barranco de les Salines - Julio 2018

El barranco de les Salines es uno de los barrancos que confluyen en el río Montnegre. Es un barranco seco gran parte del año y excavado sobre materiales del Triásico. El relieve erosionado del cauce y los colores de areniscas y yesos lo convierten en una visita interesante desde un punto de vista geológico.

Ficha

Dificultad

Recorrido por el cauce de un barranco, sin señalización. Hay que flanquear una presa trepando por una pared con argollas de hierro. Solo está señalizado el tramo de acceso al barranco por el SLV-151.

Tiempo

3 - 4 horas.

Distancia

10 kilómetros.

Desnivel

300 metros.

Fotos

Ruta

El barranco de Salinas lo visité por primera vez hace ya varios años con José Carlos Cristóbal, al que le agradezco mucho que me acompañara en la ruta. Gracias a él visité varios de los sitios que describo en el itinerario. Además, también podéis echarle un vistazo a la interesante descripción de la zona que hay en "Senderos Geológicos de Alicante - Río Montnegre"

La ruta comienza en Montnegre de Dalt, un grupo de casas junto al cauce del río Montnegre dentro del término municipal de Jijona. Se accede por el Valle del Sol, por la CV-819. También se puede acceder por el norte, desde Tibi o Jijona. La zona de los barrancos que vamos a recorrer es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Montnegre - Barranco de les Salines (30 - 45 minutos)

Comenzamos la ruta a unos 150 metros de la Ermita de Montnegre, junto a una casa en ruinas. Hay un panel del SLV-151 y algo de espacio para dejar el coche. Desde el panel, seguimos la pista de tierra de acceso a una finca unos 40 metros y nos desviamos por la derecha (hay señal). Seguimos por una senda que asciende por las lomas de Silim, dejando atrás el cauce del río Montnegre y cruzando al barranco que queda al norte, el barranco de les Salines. Antes de bajar podemos ver el tortuoso recorrido del barranco, que forma hoces en los lugares en los que se encajona. La bajada al barranco es algo empinada, y junto al cauce hay un poste del SLV-151 que indica la continuación hacia Jijona, por una pista que hay al otro lado del cauce.

Barranco de les Salines (2 horas y media)

El primer punto de interés es esta misma zona, en la que ya habremos visto al bajar las areniscas del triásico de colores rojizos, cenicientos y ocres con arenas y conglomerados del cuaternario por encima, formando un relieve muy erosionado con cárcavas y acanaladuras. Se puede seguir la ruta en dirección Jijona subiendo un corto tramo por la pista sin llegar al collado de Bernat para tener una vista mejor de la zona, aunque no es necesario para hacer este recorrido.

De vuelta al barranco, continuamos aguas abajo (dirección sur). La fuerza del agua erosiona y se lleva materiales de las curvas de este tramo encajonado, dejando rocas en equilibrio y formando oquedades. Al abrigo de estas cuevas, las sales como el sulfato de magnesio precipitan en forma de agregados fibrosos, formando un mineral que se conoce como epsomita.

Si continuamos aguas abajo, llegamos a una presa colmatada y ocupada por un bosquete de tarais. El sistema de presas se construyó para impedir que el agua de arroyada y los sedimentos que transporta provocaran daños más abajo. Llegar a la presa es complicado porque hay que cruzar parte del bosquete de tarais, pero se puede ver desde un lateral del barranco, subiendo por una senda que hay a mano derecha y que conduce al Molí de Capeta.

Otro punto interesante, pero fuera del cauce, y que no he puesto en el track, es una zona en la que afloran grietas de desecación fósiles del Triásico. Las grietas se formaron al desecarse un terreno arcilloso. Las grietas se rellenaron con sedimentos cuando el terreno se volvió a inundar. Esas marcas son las que se observan fosilizadas. En la zona (y en general en otras zonas del barranco) hay ripples, marcas fosilizadas dejadas por las corriente de agua. Y también hay carniolas, rocas sedimentarias formadas por calizas y yesos. Cuando los yesos se disuelven, queda la parte caliza de la roca con alvéolos y cantos angulosos. Todo esto indica que estas rocas se formaron en un ambiente sedimentario árido y cálido, a orillas de aguas estancadas salobres.

Tras recorrer el tramo del barranco aguas abajo, volvemos sobre nuestros pasos hasta el poste del SLV-151. Desde aquí vamos a seguir aguas arriba. Durante el resto del recorrido vamos a seguir observando materiales del Triásico y arenas y conglomerados del Cuaternario y rocas en equilibrio en los márgenes del cauce excavadas por el agua en su base. También hay tramos en los que las sales precipitan y forman una costra salina blanca sobre el cauce. Y tenemos que pasar por otra presa, que hay que sortear por la izquierda (hay argollas metálicas para subir y bajar). Tras una espectacular roca con su base erosionada y colgada sobre el cauce, llegamos a la confluencia con el barranco de la Mascuna. Dicho barranco no lo vamos a visitar en esta ruta, pero también es interesante. El problema es que tiene bastante vegetación, lo que complica un poco caminar, pero os pongo algunas fotos de otra vez que lo visité.

Dejamos la confluencia y continuamos por el barranco de les Salines (o de Silim). Vamos a seguir por el cauce hasta localizar un hito que señala la salida del barranco, cerca del camino de Tibi a Montnegre. En esa zona se puede salir de barranco por ambos flancos. En este caso subiremos por la izquierda, hasta una explanada junto a la pista asfaltada que sirve de mirador sobre el recorrido que acabamos de hacer.

Casa de Silim - Montnegre (30 minutos)

Una vez que hemos salido a la carretera, hay que continuar por la izquierda. La pista apenas tiene tráfico, pero es muy frecuentada por ciclistas. Pasamos junto a la casa de Silim y volvemos a Montnegre.