Apatita en youtube
Apatita en facebook

Estels del Sud 3 (Beceite - Font Ferrera)

Tercera etapa de Estels del Sud por el espectacular cañón del río Matarraña - Octubre 2016

El Massís dels Ports (Macizo de los Puertos de Tortosa-Beceite) es una zona montañosa situada entre la cordillera Costero-Catalana y el Sistema Ibérico. Incluye el sur de Tarragona (Parc Natural dels Ports), el norte de Castellón (Parc Natural de la Tinença de Benifassà) y la comarca del Matarraña en Teruel.

El ultratrail Estels del Sud es una conocida carrera de montaña que pasa por algunos de los lugares más emblemáticos del Massís dels Ports, con salida y llegada en Arnes. Al margen de la prueba, su recorrido se puede realizar de forma acompetitiva pernoctando en Paüls, Arnes, Beceite y los refugios de la Font Ferrera y Monte Caro.

Ficha

Dificultad

Recorrido por el cañón del río Matarraña. Terreno abrupto y señalización con pintura e hitos. Seguros artificiales tipo vía ferrata en el Pas del Romeret.

Tiempo

6 horas y media.

Distancia

19,5 kilómetros.

Desnivel

1000 metros.

Fotos

Ruta

Índice de etapas

Paüls - Arnes
Arnes - Beceite
● Beceite - Font Ferrera
Font Ferrera - Monte Caro + Hayedo del Retaule
Monte Caro - Paüls


3º Etapa: Beceite - Font Ferrera (6 horas)


El tiempo de ruta que os indico puede ser bastante variable porque el terreno de la ruta de hoy es complicado. Comenzamos la ruta en Beceite. Salimos del pueblo por el camino del Parrizal, paralelo al cauce del río Matarraña. Durante los primeros 6 kilómetros de la ruta, entre Beceite y el Parrizal, caminamos por una pista asfaltada. A lo largo del recorrido pasamos por la subida a los Fortines de Cabrera (ruinas de fuertes que tuvieron especial protagonismo durante las guerras carlistas), por el desvío del GR-8 por el barranco de las Marradas, por el control de acceso para vehículos y por algunas pozas que forma el río Matarraña antes de llegar al Parrizal. Finalmente llegamos al aparcamiento, desde donde empieza la mejor parte de la ruta.

En el aparcamiento del Parrizal hay un par de paneles de información que nos explican la importancia ecológica del lugar, declarado ZEPA y LIC. La ruta comienza por un pequeño camino de tierra que atraviesa un par de roquedos por dos túneles cortos. Junto al segundo de ellos están las pinturas rupestres de la Fenellasa, que se pueden visitar desviándonos apenas unos metros del camino. Pasada la zona de la Fenellasa, llegamos a una pequeña explanada donde comienza el PR-TE 153 (desviándose por la izquierda). Nosotros seguimos recto, junto al cauce del Matarraña, que se va a ir estrechando. El río pasa por un barranco encajado en esta zona, producto de la karstificación de la roca caliza que forma el macizo. Es la parte más espectacular de la ruta. Varias pasarelas nos permiten cruzar las pozas que forma el río, enlazando con tramos de sendero, lo que permite el paso fácil para senderistas y visitantes ocasionales, hasta llegar a un estrecho de mayor entidad ocupado por una poza durante parte del año y por el que no se puede pasar salvo metiéndose en el agua.

Una vez en el estrecho, hay un par de posibilidades. Si no hay agua, se puede pasar trepando y destrepando (hay alguna cuerda y asideros artificiales). Si hay agua, no queda más remedio que flanquear por el Pas del Romeret. Antes del estrecho habremos visto las señales de pintura que indican el camino del Pas del Romeret. La subida está a la izquierda según vamos hacia el estrecho. Es una subida empinada con algunos asideros artificiales. Tras ganar unos 50-60 metros de desnivel, continuamos la ruta por una senda colgada que deja el cañón a la derecha. Tras varias subidas y bajadas, llegamos al Pas del Romeret. Es un paso bastante vertical, con tres tramos equipados con seguros artificiales en plan vía ferrata. No es un paso para principiantes, tenedlo en cuenta si pensáis hacer la ruta. Tras el Pas del Romeret, volvemos al río Matarraña y continuamos por el cauce, que se abre dejando atrás la zona de los estrechos.

Siguiendo por el cauce y atajando en algún caso por los laterales (hay hitos) llegamos a la confluencia del barranco de la Coscollosa con el río Matarraña. Seguimos por el cauce principal, pero unos 500 metros más adelante, hay que desviarse del cauce por una senda que sube por la ladera derecha. Hay hitos en la zona, pero es fácil pasarse porque el cauce es un caos de bloques en este sitio. Subiendo por la empinada senda llegamos a un mirador natural sobre el Matarraña. Es un bonito colofón al camino que hemos hecho por el río.

Tras el mirador, la senda se mete en el barranco de la Coscollosa para pasar junto a un tejo centenario. La ruta continua por el barranco (al final convertido en estrecho) para salir a una pista de tierra por la que pasa el GR-8 en el Ullal d'en Rovera y la Casa del Rey. A partir de aquí seguimos por la pista a mano derecha y continuamos siguiendo las indicaciones hasta la Font Ferrera por una agradable pista forestal entre pinos. El refugio de la Font Ferrera, de la FEEC, está junto al Tossal d'en Cervera y es uno de los puntos de paso del GR-7.

image/svg+xml